Turismo y respeto animal

turismo y respeto animal
Texto: Susana Conde - Agrotravel

Texto: Susana Conde – Agrotravel

[dropcap]¿[/dropcap]Quién no ha realizado en alguna ocasión un paseo en camello? ¿Quién no ha presenciado un espectáculo con fieras, aves, caballos, perros, orcas, delfines…etc.? ¿Es posible que nosotros, como viajeros responsables, podamos influir en la mejora de las condiciones de vida de los animales? Para responder a esta pregunta tenemos que ser consecuentes con nuestras actitudes (las de todos los agentes que intervenimos en el desarrollo de la actividad turística), de cara a conseguir minimizar las graves consecuencias que tienen sobre los animales determinadas actividades turísticas aparentemente inocentes y lúdicas.

Tenemos que ser nosotros, viajeros/turistas, los que escojamos NO invertir nuestro dinero en atracciones y actividades turísticas que implican malestar y/o crueldad animal, siendo de esta manera, responsables directos, de asegurar que nuestras acciones no contribuyen al sufrimiento animal y a las graves consecuencias que acarrea. La mayoría de los profesionales y viajeros desconocen la explotación e implicación que tienen determinadas actividades con animales en este sector. Si usted escoge invertir su dinero en atracciones sin crueldad, el cambio será notorio en un breve espacio de tiempo.

En un primer momento, resulta imprescindible sensibilizar e informar a las personas sobre la necesidad de reducir y eliminar las posibles acciones que, en muchos casos de manera inconsciente y por desconocimiento, ejercen una actividad negativa sobre la vida de los animales. De tal manera que estas actitudes éticas, básicas y fundamentales van a ver trasladadas, de manera tangencial, al desarrollo de un turismo responsable y sostenible no solo con el medio, sino que también con las personas, la cultura, el patrimonio,…etc. Resulta imprescindible, la asimilación sine qua non de ciertos comportamientos éticos y responsables respecto a los seres vivos que habitan este planeta llamado “tierra”, para entender que durante el desarrollo de nuestras ansiadas y merecidas vacaciones o viajes, a veces, podemos provocar perjuicios graves en el estado de otros seres vivos.

En muchísimas ocasiones, detrás de algunas actividades en las que participan animales, se esconde el sufrimiento y el maltrato animal. Con el objeto de recabar información y anticiparnos a la participación inconsciente en aquellos espectáculos que provocan perjuicios sobre los animales, y que tienen en muchos casos, a la cultura como excusa para la crueldad, existen guías explicativas como la recientemente publicada por la Fundación para la Adopción y el Apadrinamiento De los Animales (FAADA) http://www.turismo-responsable.com/userfiles/file/dossierturismo-responsable.pdf

Al respecto de nuestra conducta hacia los animales, no deja de ser menos importante la necesidad de observar a los animales en su hábitat natural, desde el respeto al entorno y sin interferir en el desarrollo natural de sus comportamientos, de manera que determinadas actitudes y ansias, por parte de los viajeros, pueden tener consecuencias muy graves no solo para los animales. Actitudes como la pretensión de acercarnos demasiado a los animales con el objeto de tocarlos, obtener la mejor fotografía sin tener en cuenta a distancia o el intento de ofrecerles comida pueden resultar muy peligrosas y llevar a ataques o a la transmisión de enfermedades, además de generar cambios en el comportamiento de los mismos. Muchas comunidades locales e indígenas han vivido y continúan haciéndolo de una manera más integrada en el medio que les rodea, y el respeto y la armonía con la naturaleza y la fauna han marcado sus actividades tradicionales. Es de ellos de quienes tenemos que aprender los viajeros e imitar sus actitudes. Es para ello esencial, seguir unas determinadas pautas de comportamiento que tienen por objeto evitar estas desagradables situaciones que se pueden dar con animales salvajes, desde Agrotravel Turismo Responsable recomendamos:

• Infórmese antes de comenzar el viaje y verifique que la agencia de viajes tiene una política de bienestar animal.
• En caso de observar que algún animal es víctima de malos tratos o de situaciones de sufrimiento: Intente obtener material fotográfico o videos (ya que son evidencias contrastadas).
• Evita aquellos eventos donde los animales sean obligados a actuar antinaturalmente y donde el maltrato animal sea de interés turístico.
• Evite la compra de souvenirs realizados con animales.
• Evite fotografías con animales silvestres.
• Denuncie el tráfico de animales. Puede realizarlo a través de diferentes organizaciones (http://turismo-responsable.com/s3-denunciaun-maltrato). No obstante, el Código Penal regula los delitos relativos a la protección de la flora y la fauna «El que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.»

• Manifieste su protesta a nivel local, en un primer momento, a fin de concienciar y ayudar a modificar la situación y si fuera preciso, hágalo posteriormente en su agencia de viajes, policía, oficinas de turismo,…etc.
• No participe en aquellas actividades en las que se haga uso de animales y no pueda asegurar si están en condiciones adecuadas, aunque en un primer momento le parezcan algo maravilloso.
• Comparta la filosofía y buenas prácticas que facilitan aquellas organizaciones que trabajan por un trato ético con los animales.
• Fomente la práctica de un turismo responsable, sostenible, ético y respetuoso. De esta manera, se contribuirá al bienestar y al mantenimiento de los animales, las personas, el entorno, el patrimonio, la cultura,…etc.

Es recomendable no participar en actividades donde intervengan animales si no estamos seguros de que estos viven en condiciones adecuadas, sin sufrir explotación. Al igual que es importante asimilar esta actitud al respecto del trato con los animales en nuestros viajes y vida diaria, es igualmente importante contratar nuestros viajes y vacaciones con agentes turísticos que posean una política de bienestar animal, y que tienen en el turismo responsable y sostenible, basado en el respeto, la ética y el bien común, el fundamento de su actividad. El sector turístico, y por ende todas las empresas y agentes que lo componen, no pueden ser cómplices de este maltrato animal, y una vez más, TODOS debemos poner los medios precisos y oportunos para difundir las duras condiciones de vida que sufren los animales en el sector turístico, e impedir la explotación de animales como reclamo turístico para el disfrute del turista.

Animamos a los viajeros a que practiquen un turismo más responsable porque, además de constituir un instrumento de desarrollo local y de respeto al entorno y los seres que lo habitan, su viaje resultará una experiencia más enriquecedora tanto para usted como para la población local, esto les permitirá llegar a lugares y vivir momentos que de otra manera sería imposible. Para fomentar el turismo responsable en general, y el turismo responsable con animales en particular, es muy necesario seguir trabajando con campañas de concienciación y sensibilización, haciendo que los turistas vean que se puede ser un viajero más responsable en cualquier lugar y tipo de viaje. También hay que ser capaces de valorar en su justa medida, que un viaje de turismo responsable ofrece inmensamente más que otro viaje “no tan responsable”.

También te podría gustar...

Deja un comentario