Turismo responsable: destinos primaverales

Texto: Susana Conde

Con la llegada del buen tiempo aparecen las ganas de viajar y disfrutar de pequeñas escapadas. Proponemos algunas ideas para destinos cercanos basadas en los principios del turismo responsable, que además de hacerte disfrutar de experiencias especiales, contribuye al desarrollo sostenible del destino a nivel social, económico y ambiental. Se pueden plantear distintas propuestas de turismo responsable por toda la geografía nacional, visitar diferentes regiones, con actividades variadas al gusto de todos: pueden ser viajes culturales, enológicos, de playa, de naturaleza…

Espacios naturales por descubrir en Canarias
Para los que les apetezca acercarse a lugares donde poder disfrutar de la playa y la costa, sugerimos destinos como Gran Canaria o La Gomera, con su Parque Nacional de Garajonay, firmante de la Carta Europea de Turismo Sostenible en Áreas protegidas.

En ambas islas y sobre todo en el norte de Gran Canaria y en la Gomera, podremos disfrutar de zonas naturales protegidas, lejos de los lugares masificados por los circuitos convencionales. Lugares donde disfrutar de la cultura local, su rica gastronomía y alojarnos en pequeños hoteles y casas de campo con el encanto y la hospitalidad canaria. Esto nos permitirá combinar el interior con pequeñas playas donde disfrutar de la agradecida climatología local.

En el caso especial de Canarias, si cabe, es muy interesante que el viajero apueste por un turismo responsable, lo que contribuye a generar riqueza local y apostar por los pequeños propietarios y negocios, tan afectados por la crisis económica y las prácticas poco sostenibles del Todo Incluido de las grandes cadenas hoteleras y touroperadores. Lo que hará que podamos seguir disfrutando de las islas con toda su riqueza y diversidad.

Turismo enológico y patrimonio histórico en el Priorat
Una buena idea para realizar en los próximos meses, puede ser acercarse hasta el interior de Cataluña, en concreto la provincia de Tarragona y el área vinícola del Priorat, zona desconocida de la provincia, a pesar de encontrarse cercana a las masivas Salou,…

Esta comarca es rica en historia, cultura, gastronomía, naturaleza,…Su pasado mozárabe, el paso a la cristiandad y de esta manera el origen del Priorato en torno a la Cartuja de Scala Dei, incluso la presencia de practicantes cátaros en sus cuevas eremitas, será algo de lo que disfrutaremos a través de su patrimonio histórico. Además la zona vinícola, que cuenta con dos denominaciones diferentes, se encuentra ubicada entre dos sierras que podremos conocer con pequeños recorridos de senderismo, y desde las cuales disfrutaremos de vistas excepcionales.

Es por esto que una buena propuesta para conocer la comarca puede ser realizar un mix entre vino y senderismo, una combinación que nos permitirá conocer la perfecta unión entre el placer de caminar por los antiguos caminos del Priorat y el descubrimiento de sus vinos, a través de sus mejores embajadores, los bodegueros de pequeñas bodegas familiares que cultivan los viñedos de forma integrada con el entorno natural que les rodea.

Cabañas en el bosque en el Parque Nacional de Cabañeros
Otra buena opción es pasar unos días conociendo el parque nacional más desconocido y menos visitado, el Parque Nacional de Cabañeros, situado en Castilla La Mancha, entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, en la actualidad es uno de los espacios protegidos de mayor relevancia en la península ibérica, con una rica fauna, además de contar con un bello ejemplo de bosque mediterráneo húmedo. De todo ello puedes disfrutar alojándote en un ecolodge muy especial que cuenta con habitaciones en cabañas colgadas de los árboles, desde las que tendrás una visión sorprendente del bosque. Se trata de un lugar donde el único ruido que escucharás serán los sonidos de la naturaleza y puede ser una buena oportunidad para desconectar de nuestra rutina diaria estresante.

En la zona podrás disfrutar tanto del patrimonio natural como cultural, y degustar su gastronomía tradicional en restaurantes con encanto, como un antiguo molino o una
antigua almazara.

Ruta del Txakoli en el Valle de Aiala
Otro punto de la península al que nos podríamos acercar es el desconocido Valle de Aiala, entre Álava y Bizkaia. Comarca de extraordinaria belleza natural y que esconde un valioso pasado histórico. En la zona se cuenta con una iniciativa local de promoción de una parte de su cultura y gastronomía, la Ruta del Txakoli de Aiaraldea, que está recuperando la producción de Txakoli que hasta hace pocos años era muy escaso. Además de apoyar a los pequeños negocios familiares de la zona, como agroturismos, restaurantes tradicionales, y las propias bodegas locales, el viajero responsable puede contribuir a la supervivencia de iniciativas locales de recuperación histórica y cultural, como el magnífico Museo Etnográfico de Artziniega, que en la actualidad pasa por malos momentos. Todo ello disfrutando de un entorno natural privilegiado en el que se pueden disfrutar de actividades como el senderismo, con un bajo efecto ambiental en el mismo.

Para que todas estas propuestas sean lo más sostenibles posibles, lo ideal es por apostar por el uso de transporte público, o medios de transporte más ecológicos como el tren. También el de apostar por alojarte en pequeños hoteles o agroturismos de gestión local, que cuenten con una apuesta clara por el respeto al entorno y la promoción de la cultura de la zona. Anímate a probar la gastronomía local y si está preparada con productos cultivados y producidos en la zona, mucho mejor, la calidad final será óptima y además estarás ayudando a conservar la biodiversidad y los modos de vida de mundo rural. Además intentar contratar servicios locales, como visitas guiadas, guías de senderismo, visitas a museos etnográficos, que hagan que lo poco o mucho que gastemos en nuestras vacaciones contribuyan a generar riqueza en la zona y ha recuperar y cuidar el patrimonio histórico, cultural y natural de la misma. Y ante todo , intenta que la única huella que dejes en tus escapadas sea positiva, tales como aquella agradable conversación que tuviste con la dueña del agroturismo en que te alojaste o el tiempo que disfrutaste observando al artesano local que te mostraba su trabajo y arte,…

Quisiera recordaros que “Otra forma de viajar es posible” y que os animamos a intentarlo en cada uno de vuestros viajes.

También te podría gustar...

Deja un comentario