Propiedades de la fresa

Las propiedades de la fresa son muy numerosas. El fresal es una planta de la que se utiliza tanto el fruto como las raíces y las hojas. Las hojas y las raíces son ricas en taninos, sustancias que le confieren propiedades astringentes, hemostáticas y aintidiarréicas; por eso pueden ser útiles en situaciones de diarreas y enterocolitis. También se encuentran en las hojas diversas sales potásicas con propiedades diuréticas, ideales en hiperuricemia, gota, litiasis urinarias y reumatismo.

El fruto es rico en pectinas y glucósidos, compuestos ideales para reducir el colesterol en sangre. Contiene derivados antociánicos útiles en el tratamiento de varices, hemorroides y fragilidad capilar. Las fresas tienen cantidad de componentes antiinflamatorios (ácido salicílico, ascórbico, clorogénico, linoléico), y flavonoides (catequizas y quercetinas), que en forma de uso externo podemos utilizar en amigdalitis, faringitis y gingivitis y vaginitis. Y si hacemos infusión de las raíces, nos ayudará a disminuir la inflamación de personas con artritis.

También te podría gustar...

Deja un comentario