Consejos para el acné

consejos para el acne

[dropcap]E[/dropcap]n general, se habla de acné en dos casos concretos (aunque pueden clasificarse más): “acné juvenil” y el “acné rosácea”. Son dos casos totalmente diferentes y por lo tanto debemos diferenciarlos para no cometer errores con el tratamiento.

El ACNÉ JUVENIL, a menudo tiene como síntoma “estrella” las espinillas o comedones. Es tal vez la forma más sencilla y por ella comenzamos. En general, una limpieza de cutis lo mejora… a medias, porque cualquier tratamiento externo solo ayuda, pero no puede conseguir la erradicación, al ser un problema con orígenes internos aunque se manifieste en la piel.

Los factores (a veces más de uno a la vez) que pueden estar implicados en el origen son:
Infecciosos
Circulatorios
Hormonales
Psicológicos

Infecciosos. Bajo el acné suele haber un problema infeccioso que puede agravarse por una bajada de defensas. Como se puede comprender, el uso de antibióticos ayuda de un modo espectacular… al principio, ligado a la flora intestinal, y a factores no microbianos que aparecen. Esto mismo explica porque las pomadas ayudan pero no son definitivas. Para tratar esta infección de fondo podemos utilizar plantas como tomillo, propóleo, echinacea, diente de león, uña de gato, en infusión y a parte iguales. También está indicada la pomada de caléndula.

Circulatorios. Si los procesos son circulatorios, también podemos añadir plantas circulatorias, como el ginkgo biloba, el castaño de indias. La ortiga verde y el diente peleón a partes iguales y en infusión.

Hormonales. Si los factores son hormonales, hay varias glándulas que pueden provocarlo, aunque en general la hipófisis, tiroides, suprarrenales y gónadas son las más comunes. El tratamiento dependerá de la glándula afectada y es necesario que lo controle un médico.

Psicológicos. Es evidente que en este caso también se requiere ayuda profesional, aunque algunas plantas pueden ayudar en esta labor para que resulte más fácil el uso de la homeopatía. En uso externo, el uso de nieve carbónica, pero también el de las arcillas, puede se de gran ayuda. En este último caso, se recomienda prepararlo con manzanilla y jugo de limón y usarlos también después de para suavizar el cutis, ya que la arcilla tiende a resecarlo. En cualquiera de los casos, como en todos los procesos de piel, se necesita calmar el sistema nervioso, limpiar los pulmones y bronquios, así como el intestino.

No obstante, también puede usarse para las espinillas, remedios como selenium 9CH para las pústulas o comedones. kalium bromatum 9CH y antimonium tartarium 9 CH, para las cicatrices violetas (aunque esto es un remedio general que debe completarse con otros remedios ligados a la forma de ser del paciente, para que su efectividad sea completa, (la homeopatía tiene fundamentalmente en cuenta el “fondo” de la persona, temperamento, diátesis, forma de ser y constitución y estar del individuo, etc.)

En cuanto al ACNÉ ROSÁCEA, suele atacar más a las mujeres y sobre todo a partir de los cuarenta, y su origen está en los trastornos circulatorios debidos a la dilatación de los pequeños vasos de la cara, sobre todo en las mejillas y a los lados de la nariz, a menudo acompañado de procesos vesiculares y/o pancreáticos,
aunque no en pocas ocasiones son el mal funcionamiento hepático y de bazo, los que sin estar dañados, inducen la aparición de estos procesos. A menudo, esas dilataciones suelen denominarse “caparrosa” debido a su aspecto.

Las plantas que hemos indicado antes “para la circulación”, pueden usarse aquí y también las de la infección. Homeopatía, como Sanguinaria officinalis 9 CH y Carbo animalis 9 CH, se consideran como uso general (aunque como hemos dicho la homeopatía debe usarse en más profundidad para ser realmente efectiva).

En cualquier caso, debe advertirse que cualquier tratamiento, hará que al principio se agudice y “se ponga peor” aparentemente aunque 4 ó 5 después mejorará. Es lo que se llama “crisis curativa”. Dados los diferentes orígenes, imposible ofrecer una dieta que contemple todos los casos, aunque una alimentación sana, limpia, si es posible vegetariana, ayudará en estos casos, así como el ejercicio moderado y sobre todo evitar el estrés, que es lo que lo empeora.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. miguelnaturaonline dice:

    El sebo que no es adecuadamente eliminado por la piel da lugar a la formación de un pequeño bultito llamado comedón donde rápidamente crecen poblaciones bacterianas que son las responsables de los procesos infecciones que acompañan al acné.

    Por ello, una de las recomendaciones más importantes y menos seguidas por los pacientes de acné es : NO TOCARSE LOS LOS GRANITOS, para evitar la dispersión bacteriana y la infección e inflamación de toda la zona.

Deja un comentario