Alimentación saludable – Carpaccio de seitán con vinagreta de remolacha y mostaza

Texto: Gastronomía Verde

INGREDIENTES:

– para el seitán: 1Kg de harina de trigo (no integral), salsa de soja, una cabeza de ajos, una tira de alga kombu, jengibre rallado, especias al gusto.

– para la vinagreta: dos remolachas hervidas, dos cucharadas de mostaza, sal, aceite y pimienta

PREPARACIÓN:

Se amasa la harina con el agua necesaria hasta conseguir una bola compacta, no pegajosa. La sumergimos unos 45 minutos en un recipiente con agua. Después amasamos la bola de harina dentro del agua, hasta que ésta queda de color blanco. Se retira el agua y se vuelve a llenar el recipiente, repitiendo la operación anterior hasta que el almidón termine de salir de la masa, que irá menguando y cambiando a un color más oscuro y una textura más gomosa tras los sucesivos lavados.

Cuando el agua es prácticamente transparente, habremos eliminado el almidón y nos habremos quedado con el gluten. A continuación, ponemos a hervir agua en una cazuela grande, en donde echamos un vaso de salsa de soja, el alga kombu, los ajos y el jengibre; si queremos, podemos poner alguna verdura (zanahoria, apio…), caldo vegetal, pimentón u otras especias. En este caldo hervimos la bola de gluten aprox. una hora a fuego lento.

Una vez cocida, metemos la bola de Seitán en el congelador un par de horas, para que sea más fácil de laminar después. Para la vinagreta, trituramos las remolachas y la mostaza con una batidora, hasta que quede una crema de color morado claro. Añadimos sal, pimienta y aceite de oliva.

Sacamos el seitán del congelador y lo hacemos lonchas finitas, dejando que éstas se templen un poco. Para presentar el plato, colocamos el seitán sobre tostadas con semillas y decoramos con el biberón de vinagreta.  Podemos espolvorear con un poco de ralladura de limón, semillas de girasol, rucula picada…

Receta: BIOCUISINE (www.biocuisinemadrid.com) – Corina Bolla y Ainara Herrán

Fotografía: Gastronomiaverde con licencia de thefoodbooks®

También te podría gustar...

Deja un comentario