Alimentación infantil: Sigue estos consejos saludables

Texto: Montse Bradford

Texto: Montse Bradford

EL EQUILIBRIO IDEAL EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL:

La buena alimentación es una necesidad básica de todos los seres humanos para crecer, desarrollarse correctamente y mantener su salud. Esto requiere un aporte de nutrientes adecuados de acuerdo con la actividad personal, edad, sexo, forma de vida y salud en general. Ya que así como vamos creciendo y viviendo diferentes etapas en la vida, nuestras necesidades alimenticias también cambian.

Los primeros 7 años son los mas importantes de nuestra vida, por lo que necesitamos una forma de alimentarnos lo más equilibrada posible, que nos ayude a crecer y a desarrollamos con armonía y vitalidad.

Dar a nuestros hijos una alimentación sana, es un regalo invalorable para generar calidad de vida.

UN NIÑO SANO:

• Si es feliz, activo y juega bien,
• Si aumenta de peso con regularidad,
• Si duerme bien,
• Si tiene buen apetito, digiere y elimina con normalidad,
• Posee ilimitada: ENERGÍA, CREATIVIDAD Y ENTUSIASMO.

Hoy en día podemos ver el bombardeo incesante de publicidad en los medios de comunicación de productos procesados, los cuales están muy lejos de alimentarnos o proporcionar al cuerpo lo que necesita. Comidas vacías que tan solo entran a nivel sensorial, con un alto contenido de colesterol, grasas saturadas , azucares rápidos y estimulantes, produciendo reacciones extremas a todos los niveles.

EN LA ACTUALIDAD LA ALIMENTACIÓN INFANTIL ESTÁ BASADA EN:

• Exceso de azúcar, chocolate, chucherias, helados y pastelería
• Exceso de sal cruda en snacks (patatas fritas, etc…)
• Exceso de grasas saturadas en carnes, embutidos, lácteos…
• Exceso de harinas blancas y refinadas.
• Exceso de aditivos químicos y comida procesada.
• Exceso de bebidas azucaradas con gas…
• Exceso de comidas hipercaloricas y sin alimento.

La forma de vida de nuestros antepasados era muy diferente a la nuestra. Desde los últimos 200 años, debido a la modernización de la agricultura y a los productos procesados, nuestra forma de vida y de alimentación se ha ido apartando más y más de una forma tradicional y natural, y así nuestro cuerpo lo está expresando.

Primeros pasos hacia una alimentación infantil SANA y VITAL:

• Cualquier forma de vida que queramos introducir a nuestros hijos, debemos empezar primero con nosotros mismos. No tiene sentido empujar a los demás a hacer lo que nosotros no hacemos!

• Cocina cada día comida fresca, con gran variedad de verduras biológicas, locales y de la estación. Vuelta a la cocina casera.

• La cocina para niños debe ser SIMPLE, sin mezclas, ni restos, pero con variedad

• Si el niño ha seguido esta forma de vida natural desde el embarazo, disfrutara con este tipo de comida.

• Si el niño ha seguido una dieta convencional durante algunos años, debemos ir muy lentamente, con Amor y Paciencia. Especialmente con los adolescentes.

• Estimula al niño, para que siga su propia intuición y necesidades. Dejando que escoja en cada comida. Aunque, observando y aprendiendo de sus necesidades energéticas.

• Nuestros hijos, son los mejores maestros que la vida nos puede ofrecer para aprender la dinámica energética entre la alimentación, emociones y estados generales de animo.

• Si el niño sigue una dieta natural y come variedad de verduras, se sentirá satisfecho con el dulce natural de las comidas.

• Si el niño come alimentos extremos (carnes, embutidos y grasas saturadas, con una carencia de verduras, se sentirá atraído a dulces extremos (azúcar, helados, pastelería, bebidas gaseosas azucaradas, chocolate…), repercutiendo en cambios extremos de conducta, estados de animo y de vitalidad.

• Introduce los cambios lentamente,

• Ofrece gran variedad de alimentos y deja escoger.

• Presenta un nuevo alimento de forma divertida, o con otros que ya sepas que les gustan.

• Acuérdate de la variedad de colores, sabores y texturas (crujiente, blanda, seca y húmeda)

• Introduce cualquier plato nuevo para toda la familia,

• Es importante acordarnos de que el más importante ingrediente en la cocina es el AMOR. Si te encuentras de mal humor, cansada, enfadada, e irritable, no hace falta esforzarse mucho por imaginar que es lo que a nivel energético se encontrara en el plato.? Pretendes que tu familia se lo coma??

ALIMENTACIÓN INFANTIL: VERDURAS:

Las verduras juegan un papel importantísimo en la alimentación de cualquier ser humano. Nuestro cuerpo es de estructura vegetariana y nuestro sistema digestivo necesita un aporte constante de ellas.

Las verduras aportan una variedad esencial de nutrientes, colores, sabores y texturas a nuestra comida diaria. Porque un día no les guste cierta verdura, no significa que al día siguiente no se la comerán. Los niños todavía poseen la intuición energética que los adultos ya han olvidado. Y por ello, actúan de forma mas espontánea, comiendo en equilibrio de acuerdo a sus necesidades energéticas. Aunque poco a poco, por desgracia, debido al ritmo de la vida moderna, esta “intuición nata” desaparece.

Volviéndonos “autómatas”, enterrando y olvidando lo mas elemental en la supervivencia humana: que es el saber como nutrirnos.

ALIMENTACIÓN INFANTIL: EQUILIBRIO EN LA MESA:

Intenta ofrecer a tus hijos una alimentación natural, teniendo en cuenta las necesidades biológicas y energéticas del cuerpo humano y basada en: cereales integrales, proteínas vegetales y pescado, semillas y frutos secos, verduras y frutas locales y de la estación, algas, condimentos y endulzantes naturales.

EL CAOS ENERGÉTICO DIARIO, EN LA VIDA DE UN NIÑO:

Vamos a observar a nivel global y energético un día en la vida de un niño, y lo que las normas sociales nos llevan a hacer. Empezaremos con la salida de la escuela por la tarde. Los niños han estado todo el día en la escuela, hay ruido, relación con otros niños, normas a respetar, deberes, trabajo, concentración, deportes, etc. Cuando los niños salen de la escuela, necesitan relajarse en un ambiente libre de normativas y reglas. Lo mismo que cuando los adultos salimos del trabajo. Deseamos entonces sentirnos presionados con más tareas? O deseamos tan solo relajarnos y descansar?

También a la salida de la escuela los niños tienen hambre, pero hambre normalmente por algo dulce que les relaja, distienda y calme. A esta hora, se les llena de chucherias hipercaloricas con azucares refinados, bollos y chocolates que les quitaran el hambre momentáneamente, al mismo tiempo que les producirán un stress e hiperactividad totalmente innecesarios.

Inmediatamente, ya de temprana edad, se les lleva corriendo a las actividades extraescolares, en lugar de fomentar una actividad que en la actualidad ya esta casi olvidada: el jugar, y si es al aire libre mejor. La madre ya cansada de su día de trabajo, tiene que esperarse a que su hijo termine esta actividad extraescolar, pensando y ya agobiándose del momento en que llegara a la casa y tendrá no solo que preparar la cena, sino que empezar su segundo turno de trabajo: organización de la casa, familia, etc.

A la salida de la actividad extraescolar, el niño esta agotado! Ha estado todo el día fuera de su casa, de su nido, actuando y dando de si lo que los adultos esperaban de él. Lo único que desea es llegar e ir a dormir, ya no tiene ni siquiera hambre.

Con una madre estresada y un niño agotado, se llega a la casa. Hay que preparar la cena. Una de las soluciones que se adoptan es el baño o la tele, para poder robar al niño esta calidad de tiempo que necesita con su madre. Ponemos al niño en el baño, para que juegue y se distienda, sin darnos cuenta, que energéticamente, esto producirá una relajación y un estado de somnolencia mayor.

Mientras la madre, cansada y agobiada por todos los quehaceres de la casa, cocina una cena que ya el niño no desea:

• Es demasiado tarde, es hora de dormir,

• Ya no tiene hambre, esta relajado después del baño, cansado y somnoliento,

• En el plato, no tan solo hay zanahorias, sino también estados emocionales de una madre que no deseaba estar en la cocina.

Se le sienta al niño delante de la cena y por medio de chantaje emocional con muy diversas variantes, se le obliga a engullir algo que ya no desea. Va a ser realmente saludable esta cena? Casi inmediatamente, sin tiempo para digerir apropiadamente estos alimentos, se les lleva a la cama y se les obliga a que se relajen y duerman; esperando tener una noche libre de niños sin interrupciones nocturnas.

Después de cada comida, hay que darle al cuerpo tiempo para digerir, por lo menos dos horas, para que así podamos utilizar las horas de descanso para reparar y relajarnos, no para digerir el huevo frito que hemos comido a las 10 de la noche!! Esta forma de cenar tan tarde, repercute directamente en la salud de todos. El hígado se siente saturado, y todo el sistema digestivo cargado, ya que no se ha hecho una digestión adecuada. También repercute directamente en el sistema nervioso, ya que no se habrá podido recuperar con las horas de descanso, había que digerir!!

Al día siguiente, vemos a los niños cansados por no haber descansado apropiadamente, y sin hambre para el desayuno, ya que la cena no se ha digerido y asimilado apropiadamente. Empezamos de nuevo otra batalla, la batalla de levantar a un niño cansado y de darle un desayuno que no desea. Lo único que deseara será un zumo o algo liquido para poder depurar y ayudar al hígado a sentirse mas ligero.

Así pues, ya con otra batalla en nuestro haber, enviamos a nuestros hijos sin casi desayuno a la escuela, para que estudien y aprendan. ¿REALMENTE TIENE SENTIDO LA FORMA DE ENFOCAR Y PLANEAR EL DIA? ¿VAMOS A GENERAR UNOS NIÑOS SANOS, ALEGRES Y CON VITALIDAD ORIENTANDOLOS A ADOPTAR ESTE ESTILO DE VIDA? ¿NOS SENTIMOS COMO PADRES REALMENTE CONTENTOS, CON EL TIEMPO QUE LES DEDICAMOS? ¿ESTAMOS PRESENTES, DANDOLES CALIDAD EMOCIONAL A NUESTROS HIJOS? ¿COMO PODRÍAMOS CAMBIAR ESTA DINAMICA?

Este ciclo que hemos descrito, puede cambiarse muy fácilmente, si somos flexibles y abiertos a probar otro planteamiento del día y ver sus resultados:

De nuevo estamos en la escuela, esperando a nuestros hijos. A su salida, les podemos dar algún snack o tentempié sano y que no les quite el hambre: una pieza de fruta, un zumo natural, unos pocos frutos secos, un pequeño bocadillo con pan de buena calidad (sea en dulce con mermelada natural o en salado, con pates o proteína vegetal), un poco de fruta cocida, etc. pero algo muy simple.

No hace falta, bombardearlos con actividades extraescolares, han estado ya en la escuela durante todo el día, ¿es necesario que todavía aprendan más a tan temprana edad? ¿Valoramos el juego y la calidad de estar en casa? Puede que una vez a la semana, hagan algo especial que les guste, ¡pero no cada día!

Podemos llegar a casa y mientras se distienden jugando un poco, podemos hacer o terminar de hacer la cena. Dándoles ya de inmediato la cena. Todo el mundo debería de cenar lo mas temprano posible y en especial nuestros hijos. El esperar al padre, para cenar en familia realmente no funciona a nivel de salud!

El niño cena lo mas temprano posible, al poco tiempo de haber llegado a casa. Es entonces que está hambriento y cenara con ganas y apetito sin crear problemas. Después de la cena, puede disfrutar de dos horas para digerir, esperar al padre, jugar, hacer los deberes y tener calidad en casa con su madre. Si les damos a nuestros hijos proteína vegetal a la noche, que es lo recomendable (mejor proteína animal al mediodía), no les daremos inmediatamente postre o frutas, etc.

LA FRUTA INHIBE LA ABSORCION DE LA PROTEINA VEGETAL, es mejor que después de cenar haya una pausa y al cabo de 1 hora, se les puede dar postre. Puede que sea el momento en que el padre llegue y cene, por lo que todavía el niño puede sentarse a la mesa y tomar el postre si lo desea. O puede que sea el momento, después de digerir bien la cena, de tomar el baño relajante, para así seguir el proceso de relajación e irse finalmente a dormir.

Con este ciclo descrito, generamos niños y padres contentos, sin guerras, ni chantajes emocionales, ni gritos, ni enfados. Hay armonía, no tan solo exterior, pero también interior. El niño puede dormir pacíficamente y aprovechar estas horas tan importantes del sueño para reparar su sistema nervioso, y así poder levantarse despierto al día siguiente con hambre para un buen desayuno y ganas de vivir!! VALEN LA PENA LLEVAR A LA PRÁCTICA ESTOS CONSEJOS SOBRE ALIMENTACION INFANTIL, OS LO RECOMIENDO!!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. yarike dice:

    tengo dos niñas de 10 y 7 años y no hay manera d q la mayor coma fruta ni verdura le da asco solo toma zumos d mandarina d vez en cuando ya estoy aburrida xq hasta en a comida rebusca y quita lo q no le gusta

Deja un comentario